martes, 15 de marzo de 2011

Una merienda de locos

-¿En qué se parece un cuervo a un escritorio?
«¡Vaya, parece que nos vamos a divertir!», pensó Alicia. «Me encanta que hayan empezado a jugar a las adivinanzas.» Y añadió en voz alta:
-Creo que sé la solución.

-¿Quieres decir que crees que puedes encontrar la solución? --preguntó la Liebre de Marzo.
-Exactamente --contestó Alicia.
-Entonces debes decir lo que piensas --siguió la Liebre de Marzo.
-Ya lo hago --se apresuró a replicar Alicia-. O al menos... al menos pienso lo que digo... Viene a ser lo mismo, ¿no?
-¿Lo mismo? ¡De ninguna manera! --dijo el Sombrerero-. ¡En tal caso, sería lo mismo decir «veo lo que como» que «como lo que veo»!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Soy como una niña pequeña, así que cada comentario que me dejas es como darme un caramelo, y una sonrisa.

¡Mil Gracias!